Deportes

Otras actividades

¿ Cuántas calorías tiene la sandía?.

Sandía y calorías

 

¿Te has preguntado cuántas calorías hay en una sandía y los beneficios que produce en el organismo? Bueno, pues leyendo este artículo tendrás toda la información que necesitas.

 

Centrémonos en la pregunta clave: "¿Cuántas calorías hay en una sandía? "

 

Una sola sandía con un diámetro 20 cm contiene aproximadamente 1.355 calorías, según la Base de datos del Departamento Nacional de Nutrientes de Agricultura de EE.UU. Sin embargo, esto supone que la sandía es una esfera redonda, mientras que la mayoría son ovaladas o alargadas. Por lo tanto, lo mejor es medir por otros medios, ya que pocas personas van a comer una sandía entera en una sola sesión.

 

Una cuña de la sandía = 86 calorías

 

1 taza de bolitas de sandía = 46 calorías

 

100 gramos = 30 calorías

 

100 gramos de semillas = 557 calorías

 

En primer lugar, necesitamos saber qué variedad de sandía es, con semillas, sin semillas, roja o amarilla, si consideramos la cantidad de calorías de una porción de sandía y si incluimos las semillas de sandía también y la cáscara, ya que ambos son comestibles, así que ¡adelante!

 

Como ya sabes, la sandía es una de esas frutas muy común en las barbacoas de verano, celebraciones y comidas campestres. No hay realmente nada como una rebanada de sandía dulce y fría, para saciar la sed en un día de verano caluroso. La sandía incluso se menciona en el Antiguo Testamento de la Biblia. También se encontraron semillas de sandía en la tumba del rey Tutankamón en Egipto en el siglo II a. C. Mark Twain, un clásico escritor EE.UU. dijo una vez: "Cuando uno ha probado la sandía, ya sabe lo que comen los ángeles".

 

La medida general que se utiliza para la mayoría de los tamaños de las porciones de alimentos se basa en 100 gramos, que es el equivalente a un poco menos de 1 porción de sandía. La mayoría de los sitios web dan el número de calorías basado en varios tamaños que se encuentran en el Departamento de Agricultura de EE.UU. en la Base de datos nacional de nutrientes, pero con tantas variedades de sandía, se pueden encontrar muchas respuestas diferentes en todo Internet.

 

Corteza y semillas de la sandía.

 

En primer lugar, veamos la información nutricional sobre la corteza de la sandía o la piel de la fruta. La mayoría de las personas descartan esta corteza verde y dura de una sandía jugosa, pero esa corteza de la sandía tiene muchos beneficios. Si se come la corteza o se utiliza por vía tópica, este alimento frecuentemente desperdiciado puede ofrecer beneficios para el cuerpo, ya que ayuda a reducir la cantidad de residuos producidos, por lo que es bueno para el medio ambiente. Se puede emplear para tartas, postres caseros y encurtidos de sandía ofreciendo así una alternativa de bajo costo para almacenarla. También se puede usar para la creación salsas o mermeladas cortando la cáscara en trozos.

 

La corteza no es tan jugosa como la carne pero es baja en calorías. Un cubo de la corteza de la sandía contiene 1.8 calorías. La mayoría de las calorías vienen de los hidratos de carbono, con 0,32 g por ración. Una porción contiene 2 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C y el 1 % de la vitamina B- 6, esto hace que la corteza de la sandía sea buena para la piel, para el sistema inmunológico y el sistema nervioso.

 

La corteza de la sandía contiene también citrulina (un antioxidante) que la fruta en sí contiene. La citrulina tiene una amplia gama de beneficios medicinales, incluyendo la capacidad para relajar los vasos sanguíneos y posee antioxidantes que protegen de los radicales libres. La citrulina se convierte en arginina, que es un aminoácido que es vital para el corazón, el sistema circulatorio y el sistema inmunitario. La arginina aumenta el óxido nítrico, que imita los medicamentos que se utilizan para tratar la disfunción eréctil.

 

Comer corteza de la sandía puede ayudar a prevenir brotes de acné, también se puede frotar la cáscara en su acné como una manera natural de limpiar su cara o en otras áreas afectadas.

 

En cuanto a las semillas de la sandía, no es necesario quitar cuidadosamente las semillas antes de comer una sandía, ni escupir las semillas. ¡Cómetelas! Y, dejando las bromas a un lado, no, no van a dejarte embarazada o acumularse en el apéndice o crecer en tu estómago . Sin embargo, ten en cuenta el aporte calórico y proteico que te dará si comes un montón de ellas!:

 

Semillas de sandía secas: 100 gramos (un poco menos de una taza) suponen 557 calorías, grasas saturadas 10 g, 99 mg de sodio, 15 carbohidratos, y 28 gramos de proteína, 40 % de hierro, 5 % de calcio, y 47 gramos de grasa total.

 

Por el contrario, la fruta de la sandía que todos conocemos, en esos mismo 100 gramos, contiene sólo 30 calorías, 0 grasa, 1 mg de sodio, 8 g de carbohidratos , proteínas 1g .

 

Parece que esas pequeñas semillas son mucho más completas, nutricionalmente, de esa fruta gigante. Pero es necesario masticar las semillas de la sandía para que puedan ser útiles. Simplemente tragar las semillas no ofrecerá los mismos beneficios nutricionales. Una porción de 100 gramos de semillas de sandía secas proporciona 10 mg ( 70 % VD ) de zinc, 11 mg ( 74 % VD ) por taza, son uno de las mayores fuentes de zinc que es un mineral que necesitamos diariamente en nuestro organismo. Una deficiencia de zinc puede producir pérdida de cabello, diarrea y trastornos del sistema inmunitario. Los adultos deben consumir alrededor de 15 mg de zinc al día .

 

Las semillas de sandía contienen 2 g de hierro por porción. La deficiencia de hierro puede provocar anemia, que produce sensación de debilidad y fatiga, así que es importante consumir suficiente hierro (8 mg) diariamente a través de muchas fuentes, incluyendo semillas de sandía .

 

Las semillas de sandía contienen también varios tipos de aminoácidos, incluyendo los mencionados como esenciales y no esenciales.

 

Las semillas de sandía son proteína alrededor del 35 %. Sin embargo, cien gramos de semillas de sandía secas contiene 158 calorías y 13 gramos de grasa que significa que son una fuente de grasa además de la proteína, ya que las semillas de sandía también se componen de aceite.

 

Además de aceite de la sandía y de la proteína, otro componente principal de la semilla es la fibra dietética, para ayudar a mantener la salud del tracto digestivo. Gran parte de la semilla no es digerible, por lo que simplemente añade volumen, lo que ayuda a que las heces pasen más fácilmente a través de los intestinos.

 

El azúcar de la sandía.

 

El índice glucémico es cómo los alimentos afectan al azúcar sanguínea y los niveles de insulina. Los alimentos con alto índice glucémico aumentan el azúcar en sangre rápidamente, lo que conduce a un aumento en la secreción de la hormona, la insulina, desde el páncreas para redistribuir azúcar en la sangre a sus células, tejidos y músculos.

 

Los alimentos con bajo índice glucémico mantienen los niveles de azúcar en la sangre en un estado más estable. Un índice glucémico entre 50 a 70 es moderado, mientras que 70 a 100 es alto. El índice de GI de la sandía es de entre 72 a 80, que es el límite alto y esto tendrá un efecto significativo en la liberación de insulina por el páncreas.

 

Esto puede causar una leve bajada de azúcar en la sangre que cae a las pocas horas después del consumo. Este índice glucémico alto quiere decir que el mejor momento para comer sandía es antes de hacer ejercicio. Comer un pequeño refrigerio una hora antes hace el entrenamiento más eficaz mediante el aumento de los niveles de azúcar en la sangre, 100g o 200g de sandía es una buena opción para un pre - ejercicio ya que se libera en el torrente sanguíneo inmediatamente después de consumirla y los músculos tendrán una gran cantidad de energía disponible para un buen entrenamiento.

 

ADVERTENCIA ACERCA DE LA DIABETES: Una persona con diabetes no debe comer más de 150g de sandía por día debido a su alto índice glucémico que puede causar rápidamente un aumento de azúcar en la sangre que conducirá a una mayor base de azúcar en sangre difícil de controlar para un diabético. El azúcar en la sangre mal controlado puede dar lugar a complicaciones graves y potencialmente mortales. Sin embargo, la sandía es más del 90 % de agua. La investigación todavía está en curso.

 

ADVERTENCIA SOBRE LA ALERGIA: Es posible tener alergia a la sandía si se es sensible al látex, apio, pepino o zanahoria, ya que éstos están relacionados. Los alérgenos en la sandía son malato deshidrogenasa y triosa fosfato isomerasa. Los síntomas pueden ser leves o graves, incluyendo urticaria, inflamación de la cara, diarrea o anafilaxia .

 

Beneficios para la salud de la sandía.

 

La sandía es una excelente fuente de energía, ya que contiene 6 g de azúcar por cada taza y es uno de los frutos más dulces que se pueden comer. La mayor parte de las calorías vienen de los hidratos de carbono en forma de azúcares naturales incluyendo fructosa, glucosa y sacarosa . La fructosa y la glucosa son azúcares simples que son rápidamente absorbidos por el torrente sanguíneo para proporcionar energía inmediata y la sacarosa es también una fuente de energía.

 

Otras ventajas son:

    • La sandía ayuda directamente a prevenir el aumento de peso porque tiene muy pocas calorías en proporción de nutrientes, esto hace que sea ideal para la pérdida de peso.
    • La sandía contiene un 17% del valor diario recomendado de vitamina A ( 1627 UI ) y el 21% del valor diario recomendado de vitamina C ( 23 mg).
    • La sandía es rica en vitaminas del complejo B que se consideran esenciales para la producción de energía, incluyendo B1 y B6 y ácido fólico. Entre los nutrientes adicionales en la sandía se incluyen el potasio, el calcio, el fósforo, el magnesio y el beta - caroteno.
    • La sandía también contiene más de la mitad de un gramo de fibra, pero la mejor fuente de fibra se encuentra en las semillas.
    • La sandía rosa contiene grandes cantidades de antioxidantes carotenoides , licopeno probado en la lucha contra una variedad de cánceres, incluyendo cáncer de próstata, cáncer de mama, cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal.
    • La sandía puede prevenir la obstrucción arterial la placa que puede conducir a enfermedades del corazón, ataques cardíacos y accidentes cerebro vasculares. Los ratones alimentados con el zumo de la sandía mostraron menos acumulación de grasa en comparación con los alimentados sólo con agua. La sandía es una gran fuente de luteína, que es conocida por reforzar y proteger los ojos de las enfermedades relacionadas con la edad tales como la degeneración macular .
    • La sandía es una buena fuente de licopeno, que contiene 6889 mg por taza y es este compuesto que da la sandía su color. No hay una recomendación de la ingesta diaria mínima todavía, pero la Clínica Mayo sugieren una cantidad aceptable de 2 a 30 mg. El licopeno actúa como un antioxidante que puede detener el daño de los radicales libres que pueden desencadenar las células para mutar a las células cancerosas. La evidencia no es concluyente, pero el licopeno en la sandía puede frenar el avance del cáncer o incluso prevenirlo.
Así que, la próxima vez que quieras saber la cantidad de calorías en la sandía y los beneficios de ésta, ven de nuevo a este sitio y comprueba que funciona .